Los 20 errores más frecuentes de una Farmacia Online – Plan Estratégico para combatirlos

Sin una legislación lo suficientemente sólida en materia de venta y distribución de productos farmacéuticos a través de internet, lo fácil sería pensar que estamos dando palos de ciego a ver si suena la flauta y conseguimos abrir un canal de venta del que, por el momento, no le vemos un exagerado interés porque la respuesta no nos convence.

Al echar un vistazo por algunas de las iniciativas de comercio electrónico que farmacéuticos han decidido llevar a cabo, pronto me he dado cuenta de grandes carencias en nuestro ámbito, y que muchos estudios de diseño o empresas especializadas en tiendas online no logran ponerse de acuerdo para corregirlos y acaban haciendo cosas medianamente buenas o espantosas, en el mejor de los casos.

farmacia virtual

Esto no tiene un carácter general ni representa un estándar, pero seguro que el imprimirlo y enseñárselo a quién te pueda estar cobrando por realizarte una farmacia online y que lo lea no tiene desperdicio:

Error 1: Confiar plenamente en un estudio de diseño y delegar las acciones importantes

¿Te has leído mi artículo sobre la farmacia del futuro? ¿No? Pues si tienes un hueco, échale un vistazo para comprender lo que voy a comentar. Si partes con un objetivo y pones el papel encima de la mesa en el momento previo a cerrar un contrato, recuerda que las sugerencias no deben interpretarse como algo útil y un beneficio para tu farmacia online.

Las sugerencias por parte de un diseñador, maquetador web o estudio de programación se piensan y se ajustan posteriormente al plan realizado si resulta conveniente para la parte interesada. Ellos ya tienen su propia metodología e irán a desarrollos predefinidos (prestashop, magento, etc..). Te lo harán saber desde el principio e insistirán en sus propios cambios. Tienes que ser firme y mantener tu propuesta si no es algo disparatado.

Tú pagas por lo que quieres y ellos se comprometen (si lo hacen) a plasmar tus necesidades y objetivos en la medida de lo posible. Muy importante: que no te vendan la moto con los plazos de entrega. Reconozco que pueden surgir imprevistos no deseables, pero ese no es tu problema.

Hoy día, cualquiera recurre a fuentes externas para reparar “cosas urgentes”. Si quieres ser flexible pero no tonto, firma un contrato en el que por cada X día que pase del plazo estipulado se descuente una cantidad en el pago final. Suelen haber retrasos en los ajustes de productos que provienen de una base de datos y en las licencias o la realización de las fotografías de cada producto. Mi consejo es trabajar con 2 tipos personas: un fotógrafo especializado en ecommerce que pueda trabajar paralelamente (lo más seguro que pase una horas dentro de tu farmacia, o sea, que hazle un hueco para trabajar cómodamente) y, por otro lado, el equipo de desarrollo.

El último consejo es que, aunque aumente el presupuesto, tengas un diseño propio, que represente tu branding y esté acorde con la filosofía de tu farmacia física.

Error 2: Dominio y Hosting dependientes de la misma empresa

Los nombres de dominios siguen siendo el activo más importante en la red. Aunque mucha gente le suene a chino y otros vendan la moto con redes sociales y otras plataformas online, siguen siendo los dominios aquellos que mueven un mercado financiero propio y sustentan el resto de actividades de la red, tanto negocios online como legislación offline. Son propiedades temporales que, dependiendo de la palabra (keyword) o combinaciones, su extensión y otras variables pueden valorarse en cifras que van desde su precio de registro hasta cantidades desproporcionadas. Por ahora, son los únicos intangibles digitales que aparecen en un mayor número de testamentos en EE.UU. En el twitter de @blogfarma_com suelo poner algunas ventas de dominios relacionados con la salud y la industria pharma cada 2 o 3 semanas, por si te interesa el tema.

De hecho, lo considero el activo que más hay que proteger en la red porque es el destino de todas tus acciones digitales. Por esta misma razón, nunca delegues su administración a otra persona que no sea el propio titular de la farmacia. En resumen, debe ser el titular de la farmacia quién registre su dominio, aunque se puede nombrar contactos técnicos y administrativos para ciertas tareas que no comprometen su seguridad de forma evidente.

El hosting sí que puedes delegarlo, pero primero deberás informarte cuáles van a ser tus necesidades. No es lo mismo que te metan en un hosting con más sitios web, que te vendan un VPS o un servidor dedicado.

Mi recomendación: las farmacias online no representan un tráfico excesivo como pueden ser páginas de ocio o juegos que tienen muchísimas consultas y usuarios en un mismo período de tiempo. Por tanto, los requisitos de CPU y RAM no van a ser un condicionante, pero sí que pueden favorecer la velocidad de carga de la web, algo que valoran positivamente los algoritmos de los buscadores (Pagespeed de Google, YSlow de Yahoo) porque está relacionado directamente con la experiencia del usuario (la gente quiere las cosas rápidas).

Hoy día, un VPS con mínimo 2 GB RAM garantizado, un procesador con 2 cores (con 1 también iría bien) y bajo un disco SSD o SATA3 con 40GB o 100GB e IP propia y local (reduce el ping y el tiempo de latencia) son más que suficientes (incluso creo que demasiado potente) para alojar una farmacia online e incluso un completo sistema de intranet y blogs propios  por menos de 50 euros al mes.

¿Por qué cuesta tanto entonces si has dicho 50 euros mensuales? El truco está en comunicar al equipo de desarrollo dónde quieres que se aloje tu ecommerce (ya sabes el precio base) y, posteriormente, preguntar cuánto cobran ellos por el servicio de mantenimiento o sysadmin (algo totalmente obligatorio e indispensable). El sumatorio te proporcionará un precio orientativo para poder comparar con otras ofertas. Te podría dar más detalles como el tipo de red o redes que utiliza el proveedor, si poseen un firewall físico para filtrar ataques DdoS, si realizan backups automatizados y periódicos en el servicio, etcétera. Así que si tienes dudas en este apartado, deja tu mensaje.

Error 3: Dejar la administración total de las redes sociales a un tercero

Si el dominio es importante porque es base de tu activo digital (tu farmacia online), las redes sociales no se quedan atrás. Con ellas no perderás lo que supone un dominio, sino más bien puede perjudicarte de varias maneras. Una mala acción puede suponer un incumplimiento de la ley o destrozar todo tu trabajo en la creación de tu marca propia con el consecuente descenso de tráfico web hacia tu farmacia y una repentina bajada de las ventas que puede llegar a ser eterna.

Recuerda que hoy día puedes ser el administrador de una fanpage y asignar roles a tus empleados para que escriban sin llegar a comprometer otras acciones de tu cuenta. El mismo caso se aplica a la hora de contratar un Community Manager. Es más, si lo haces, deberá ser el mismo o misma quién te lo comente y quién aplique estos cambios.

En cuanto a las situaciones adversas que se pueden dar, éstas son varias siendo las más frecuentes el robo de identidad por parte de un hacker o un error humano, o bien, un uso indebido de un empleado o ex-empleado que posee acceso a la administración.

Error 4: No cumplir con la LOPD, la LSSI y la Ley de Cookies

Está claro que tu asesoría legal es la más indicada para proceder al redactado y escrito de los términos legales de tu empresa. Algunos estudios de diseño y programación web ya lo implementan y, en otros casos, siempre se puede contratar o preguntar a la misma persona que vino a realizar el tema de LOPD en tu farmacia.

El tema de la Ley de Cookies es relativamente nuevo y hasta la fecha tiene un ligero inconveniente que perjudica seriamente a la programación del sitio web. Como esto no viene al caso, me gustaría ser práctico y recomendar que sigas a @isabelmarinm en twitter ya que posee un amplio conocimiento en el canal online referente a las farmacias y quizás sea una de las personas más adecuadas para tratar esta temática con más seguridad.

También existen gabinetes que llevan años especializados en TICs como lo es Iurismatica.com, portal dónde puedes realizar consultas, te adaptan a la legislación y actualizan su blog con importante información legislativa.

Error 5: Elegir un sistema de gestión cerrado y sin posibilidad de actualizaciones

Los CMS a medida ya no son tan recomendables. Primero, porque el propio software te vincula a depender del equipo que te lo ha programado y si quieres cambiarte por cualquier motivo necesitarás una migración completa y un nuevo diseño (tanto interno como externo, en resumen, dinero y gasto). Segundo, porque puede estar sujeto a padecer algún tipo de ataque informático debido a sus escasas actualizaciones y parches. Tercero, obliga a que cualquier persona que lo administre precise de una formación específica.

Si se utiliza un CMS open-source, la vinculación se rompe y podrás negociar con otros proveedores de servicios para declinar la administración y actualización del sistema sin tener que pedir explicaciones. A pesar de que son más fácilmente detectados para realizar ataques, se actualizan a menudo porque hay detrás una comunidad de programadores muy pendientes de mejorarlo. Por otro lado, tienen más proyección de cara al futuro como la ampliación mediante plugins, que permite transformar la web en cualquier cosa.

Si Magento o Prestashop son de los preferidos, muchos comercios online con buena facturación basan su tienda en WordPress, muy por delante de Drupal o Joomla. Elige un CMS dependiendo de tu necesidad. Por último, la ventaja es que si pierdes al empleado o la persona que realizaba tareas con el sistema que no eran de mantenimiento, o sea, edición de contenidos, cambios de precios o descripciones de artículos, puedes ofertar una vacante con conocimientos de ese CMS en cuestión, lo que mejorará y se optimizará la curva de aprendizaje, ahorrando un tiempo valioso para el funcionamiento de la farmacia.

Error 6: No trabajar el SEO interno de la página web

Que te hagan una farmacia online no quiere decir que te optimicen el sitio para que aparezca en buscadores. Tampoco tienen que ser las mismas personas (ya escribí sobre ello en otro post). El SEO o Search Engine Optimization es la suma global de varios procesos que requiere un sitio web para llevar a cabo una mayor visibilidad en los resultados de los buscadores.

Aparecer en los primeros resultados es la mejor de las ventajas que te puede suceder pero la inversión en tiempo puede llegar a ser tremenda. La solución rápida: pagar por tus anuncios. De todas formas, pregunta antes de contratar tu nuevo sitio web si la página estará optimizada. Evidentemente solamente hablo del SEO in-page puesto que es el que afecta directamente al desarrollo. Lo que es SEO Offline son estrategias que debe adoptar el farmacéutico o su equipo de trabajo una vez establecido el sitio y funcionando (enlaces, perfiles sociales, comentarios en otros sitios, creación de contenido en varios canales, poder de influencia o liderazgo del sector, etcétera…).

No puedo hablar de todo lo que conlleva este trabajo ni, a fecha de hoy, qué es lo que está valorando el algoritmo de Google, pero sí te puedo recomendar 10 puntos para que puedas preguntar antes de decidirte a montar tu negocio online:

  • Existencia de mapa del sitio, robots.txt o .htaccess (si procede)
  • URL amigables (estructura de los permalinks en caso de wordpress)
  • Uso de los títulos en H1 o H2 para cada uno de los productos
  • Aviso Legal, Privacidad y Contacto (esto como mínimo; hay más cosas)
  • Diseño responsive (adaptado a tablets y smartphones)
  • Existencia de breadcrumbs o migas de pan (googlea para conocerlo)
  • Imágenes optimizadas (máxima compresión sin sacrificar calidades)
  • Uso de compresión, sistemas de caché, CDN, minificación u otro código para mejorar el rendimiento
  • Checking del estado de los DNS
  • Descripciones acorde al producto (esto pertenece más a la política interna de la farmacia)

Para acabar, nunca te fíes de servicios de posicionamiento web que aseguran tu visibilidad en un período corto de tiempo. Además, el SEO tradicional que ha estado presente durante esta última década se ha ido a pique tras la introducción de nuevos parámetros de valor (contenido útil y sencillo, líder de opinión, alto impacto social, diseños adaptados, velocidad de carga,…) que dejan al intercambio de enlaces, las altas en directorios y la densidad de palabras clave en un segundo plano, además de muchas otras cosas.

Error 7: No crear contenido con periodicidad diaria o semanal

Si tu meta es colocar los productos en un comercio electrónico y creer que por el mero hecho de estar online vas a obtener ventas de tanto en tanto, entonces no hagas absolutamente nada. Ni te molestes en plantearte una farmacia virtual. Te soy sincero: veo farmacias online montadas en la plantilla clásica de Prestashop, con algún cambio de color y ya está. Son clones repetitivos, ni aportan aire fresco, ni innovan y su comportamiento en la red no debe ser muy bueno. Ni a los buscadores ni a los clientes que navegan les gusta esto. Recuerda cuando hablaba del impacto visual: lo es todo en la red. ¿Por qué funciona Facebook o Pinterest? Por el tremendo impacto visual y la descarga emocional de los individuos (mucho más en Facebook, Twitter y Whatsapp).

Aportar contenido proporciona ese aire fresco que tu marca necesita. Equivale a decirle al buscador: “Oye, aquí estamos y bien vivos”. Equivale decirle al cliente: “A tu disposición, estamos justamente detrás de la web, esperando tus dudas….y tus compras”. Este contenido no corresponde a aumentar la información en las descripciones de los productos porque sería contraproducente. Este contenido debe estar en un apartado anexo a la tienda online, lo que normalmente conocemos como blog y antiguamente como bitácora. Y es un arma de doble filo, actualiza el sitio y le proporciona solidez online y el mismo contenido puede viralizarse a través de la redes sociales.

Este contenido puede ser escrito, pero también en forma de imágenes (la llegada de un nuevo producto, algún aspecto externo de la farmacia, la presentación de un nuevo empleado), una entrevista, un podcast sobre una temática concreta, un vídeo de youtube, un PDF o una infografía. Existen muchas posibilidades y oportunidades con el marketing de contenidos antes que quedarse quieto y esperar. ¿No es lo mismo que se ha hecho en las farmacias durante mucho tiempo y ahora nos apresuramos por cambiar?.

Error 8: No pactar un acuerdo de confidencialidad con trabajadores externos

En Inteco.es tienes un modelo de contrato o acuerdo de confidencialidad que deberías usar mientras programas y diseñas tu nueva farmacia online. ¿Por qué? Porque te pueden dejar a medias o tener problemas varios y llevarse el programador un idea o diseño brillante a tu competencia. Total, ya está el trabajo medio hecho. También es importante mantener bajo confidencialidad políticas internas de tu propia farmacia si el equipo de desarrollo o el freelance encargado de tu negocio online va a permanecer dentro del local.

Error 9: Querer abarcar Pinterest, Instagram u otras redes sociales

Repito de nuevo. No hay que estar en todas las redes sociales. Es más, tus perfiles caerán por su propio peso al observar que el tiempo de mantenimiento destroza esa ilusión inicial por “querer estar”. En serio, primero tu farmacia online. Según tus clientes, escoge la red social más adecuada y explótala al máximo para crear un perfil digital sólido y ganarte una reputación. Experimenta si puedes o el tiempo de lo permite, y a partir de aquí, utiliza las demás si has tenido éxito con la primera. Abarcar todas de golpe no es sinónimo de mayor visibilidad ni más tráfico para lo que realmente importa: el punto de venta.

Error 10: Ajustar la descripción de los productos a lo que aparece en la base de datos (p.ej BOT)

Algo rápido y cómodo y,por que no decirle, evita aspectos que pueden complicarnos legalmente, es importar la base de datos de los productos seleccionados e incorporarlos al stock inicial de la farmacia online. Así, los programadores pueden programar campos personalizados y ajustar el contenido al diseño propuesto. Ellos no están obligados a retocar el contenido, es más, la edición debe ser llevada a cabo bajo la supervisión de un farmacéutico. Imagina que edito la parte de las indicaciones o me equivoco en estipular un precio.

Si todas las farmacias online hacen lo mismo, contribuyen a generar contenido duplicado, algo muy mal visto por los buscadores. Así que mi consejo es que realices unos cuantos ajustes sin esperar a que aparezca un milagro.

Por todo esto, lo más lógico es que en una fase posterior a la maquetación web, y previo al lanzamiento de la web (se denomina sitio en producción), el equipo de la farmacia haga una reunión para ponerse de acuerdo en la categorización y la posterior edición del contenido. Sabemos que algunos prospectos incluyen tecnicismos que pueden suponer una barrera para el usuario común. Por eso, hay que adaptarlos sin distorsionar ni engañar. Titular y cargos superiores establecerán de forma paralela la política de precios, que no tiene porque ajustarse a la farmacia física (esto depende de las características legales del producto y los acuerdos pactados con algunos laboratorios en materia de parafarmacia).

Error 11: No disponer de un sistema de comparación interno entre productos de la misma categoría

Si te presupuestan una farmacia online, incluye un comparador basado en categorías. Al público (y a nosotros mismos) nos encanta comparar productos. De hecho, estamos habituados a funcionar mediante este sistema cuando la compra es meditada. Y lo online te da esta oportunidad. Si bien, cuando no estamos seguros de algo acudimos al buscador para encontrar comentarios respecto al producto y/o productos, que mejor que disponer de un comparador (mínimo que contenga características y precios) para evitar que nuestros clientes no tengan que salir de la web, aumentando así la permanencia en el sitio y disminuyendo la tasa de rebote (factor que tiene en cuenta el algoritmo de google para posicionar).

El comprador online, al igual que en mundo físico, posee 2 tipos de perfiles de compra: impulsiva y meditada. La farmacia online, al carecer de un mostrador y puntos calientes,  hacen que la compra tienda al perfil meditado.

Habitualmente, los comparadores se encuentran disponibles al desplegar la página de un producto. Por ejemplo, seleccionas la categoría deseada y haces click en el producto que te interesa. Ahora bien, una vez echas un vistazo al contenido, en las zonas calientes de la web (superior izquierda, sidebar derecha, inferior central) no está de más incluir un comparador, además de los productos relacionados. Incluso dar al cliente la oportunidad de seleccionar varios productos y mostrar el resultado en una página anexa.

Te aseguro que implementando este simple complemento, tu farmacia virtual conseguirá atraer más clientes potenciales.

Error 12: No usar certificados SSL u otros certificados de confianza relacionados con la seguridad en la compras

Completar la transacción y disminuir la tasa de abandono es nuestra meta y sueño más preciado. Y descubrir por qué abandonan nuestros usuarios la farmacia en pleno proceso de compra también lo es. La implementación de certificados SSL para conexiones seguras (https) y autentificación de que el dominio representa legalmente el sitio web son puntos a favor en las operaciones relacionadas con el carrito de la compra.

En España, no disponemos de sellos de garantía soportados y respaldados por la Administración como sucede en el Reino Unido o Francia. A raíz de este vacío, muchos farmacéuticos tienen que conformarse con otros sellos relacionados con el ecommerce como el Confianza Online, QWeb o incluso dedicados al sector como los son HON Code, Portales Médicos o el sello WMA (web médica acreditada; muy difícil al haber interés económico de por medio).

Vuelvo hacia atrás para comentar que el tema de los certificados SSL es también un tanto peculiar. Existen diferencias de precios abismales dependiendo de la entidad que valide ese certificado y la modalidad escogida (tipo de cifrado, cantidad asegurada, validez, barra verde en el navegador,…). Lo más económicos suelen ser los RapidSSL o Comodo, mientras que algunos como Trustwave, Symantec o Geotrust tienen tarifas más elevadas.

Te diré que si basas tu farmacia online en operaciones que se limitan a pagos por paypal y una pasarela de pago externa a través de banco o caja, el SSL no debería ser tan necesario, pero no está de más implementarlo en la base del dominio para que el usuario perciba “seguridad” ante todo.

Error 13: No disponer de un apartado para mostrar las políticas sobre garantías y devoluciones

Los apartados correspondientes a los gastos de envío, devoluciones, transporte, condiciones de uso e incluso legislación aplicable para algunos de los productos son de obligada implementación si vas a hacer algo serio. Tu farmacia online debe cumplir casi los mismos requisitos legales que tu farmacia física.

Aún mejor, la considero más exigente ya que cuando entramos por la puerta de la farmacia física desconocemos la política del servicio, y ya somos aquí todos grandes para saber que cada farmacia tiene sus cosillas y su manera de hacer las cosas, estén escritas en papel o no.

Error 14: No responder a los tickets de contacto en un tiempo prudencial

¿Cuánto tiempo te gusta esperar cuándo tienes un problema con la telefonía móvil? ¿Podrías aguantar 8 horas desde que llamas para que te solventen un problema con la tarifa? Otro caso de los buenos, ¿cuánto tiempo puedes esperar hasta que venga un técnico si tu servidor deja de funcionar o se va la luz en la farmacia? Me gustaría escuchar no al titular, sino a los empleados cómo han tenido que trabajar bajo esta situación. Sí, yo también la viví en su momento, y claro, la salud del paciente ante todo. Doble sentido en esta última frase.

En internet, responder a cualquier consulta en un tiempo superior a 4 horas se considera un mal servicio. En hosting, ese tiempo es motivo de baja del servicio porque el tiempo para webmasters y profesionales es dinero y no un hobby como muchos creen.

No hace falta realizar una mala praxis y colocar un bonito banner con 24/7 de consulta y atención farmacéutica si no lo vas a cumplir. Tampoco estoy a favor de introducir un chat de soporte, ya que un solo usuario puede robarnos el 25% del tiempo asignado a operaciones online.

En definitiva, un formulario de contacto o popup con CAPTCHA que permita seleccionar el motivo del contacto (preventa, dudas, devoluciones, consulta general,…) es más que suficiente junto con un botón de aceptación de acuerdo a LOPD si se van a transmitir datos que van más allá de nombre y el email.

Recuerda colocar también un texto de advertencia sobre las cosas que la farmacia NO va a atender online como, por ejemplo, un diagnóstico. Este texto debe extenderse más allá, enlazando a las políticas o condiciones de uso del propio sistema. Lo primero es proteger legalmente nuestro negocio antes de lanzarnos a una aventura con alguien que está al otro lado y que puede no ser la persona adecuada. Es un tediosa tarea la de filtrar por formulario y atender las peticiones de los clientes y separar lo que no nos interesa.

Error 15: No mostrar al staff de la farmacia en el Quiénes Somos

En formación online existe un regla clara: enseñar el centro de estudios físico mediante fotos. Esto favorece la confianza del futuro estudiante a adquirir su curso online porque sabe que detrás existe una institución que vela por el interés de sus alumnos en materia de matrícula y las dudas que surjan a lo largo del curso académico.

¿Por qué no aplicarlo en la farmacia? Sí, es cierto que la mayor parte de ellas incluyen una gran cabecera mostrando los exteriores o interiores del local con los farmacéuticos en la puerta. Esto es un clásico, pero tranquilos que funciona.

Si quieres mejorar esto, pues que mejor que mostrar a todo tu personal o staff en el apartado “Quiénes somos”, aplicando en cada uno de ellos una descripción con su especialidad. ¡Cuidado! No se trata de mostrar una jerarquía porque no es una web empresarial. Al comprador no le interesa saber quién está cargo de quién. Le interesa la formación y las capacidades de los empleados para que puedan resolverle dudas sobre un producto en cuestión. ¿No es lo que pasa en las farmacias cuando te ganas un cliente? En el medio online no te va a venir nadie preguntando que quiere hablar solamente con el titular (algo bastante ridículo pero que es tradición en nuestro país), y si lo hace, supongo que si eres titular y estás leyendo esto no caerás en la trampa de atender personalmente cualquier cuestión y desbaratar un método de trabajo que ya está programado, ¿no?.

Error 16: No usar cupones descuento u otras ofertas

Los famosos cupones descuento no atraviesan la fama de hace un par de años pero siguen siendo el principal atractivo de un segmento de usuarios que se mueven principalmente por el precio. ¿Los queremos perder? No.

Para que sean efectivos debes utilizar facebook, twitter y la newsletter como vía principal. No exceder de los 2 cupones al mes, ni tampoco repetir el mensaje dos veces en la misma red social. Estudia muy bien el comportamiento de los usuarios de tu fanpage y conoce sus horas de máxima actividad (hay un post que hablo sobre ello, aunque destinaré más tiempo para comprender cómo se hace) para que el cupón pueda causar el efecto deseado.

Cuando anuncies una oferta es mejor plasmarla de forma visual en las redes sociales. Veamos un caso de ejemplo: Voy a sacrificar el margen de una leche para bebés bastante solicitada en mi farmacia (de hecho, existen madres que dedican su oficio del día a comparar y comparar, entrando y saliendo de las farmacias, ¿te suena?) y decido sacar una oferta:

  • Paso 1: Edito el contenido del producto en la farmacia online, ajusto el precio y el stock disponible (hay que ser previsores y prestar mucha atención)
  • Paso 2: Fotografía en facebook de varias latas o cajas de la leche bien colocadas en fondo blanco con la oferta en cuestión y un enlace hacia nuestra página de aterrizaje.
  • Paso 3: Anunciar el fin de existencias en las redes sociales mediante frases positivas: ¡Las habéis acabado! ¡Qué éxito! ¡Oferta finalizada!
  • Paso 4: Acompañar el paso 3 con una fecha para la publicación de la próxima oferta. Puedes adjuntar un producto en forma de sombra con interrogante para que el mensaje tenga su impacto visual.
  • Paso 5: Editar de nuevo el precio, ajustar de nuevo el stock y colocar un texto al lado con oferta finalizada.

Utiliza las ofertas para productos maduros y sacrifica su margen. Utiliza los cupones descuento para introducir nuevas presentaciones o novedades y para ofrecer los servicios de tu local físico (dietista, capilar, análisis clínicos, tensión arterial, homeopatía,…).  Analiza los resultados.

Error 17: Dispersar en cantidad nuestra oferta de productos

Antes que tener “de todo” es preferible condensar nuestra cartera o stock de productos en unos pocos, aunque tampoco tiene que ser algo escaso o a medio acabar, pues el usuario debe percibir que la farmacia online dispone de un “gran surtido” para sus necesidades.

Si empiezas con el ecommerce, no lo hagas por todo lo alto. Sé que es fácil caer en la tentación de introducir mucho stock, muchos productos de diferentes categorías, el 80% de las marcas de dermo y acompañarlo de todos los posibles métodos de pago para que la venta no se pierda. Esto se denomina el PID (Protocolo Inicial Desesperado).

Como comenté en el artículo dedicado a la farmacia del futuro, el éxito radica en concentrarse en varias categorías (hasta 5 es suficiente) en la que podamos ofrecer un surtido completo de marcas, presentaciones y seamos capaces de responder a las dudas con profesionalidad y con capacidad de convicción (y tener en cuenta nuestras propias limitaciones, como la logística, claro está).

Error 18: No promocionar la farmacia física

Que mejor sitio para promocionar nuestra farmacia que la propia farmacia online. En un principio, parece una tontería, pero es que hay farmacias que no lo hacen o no han sabido aprovecharlo. La venta cruzada es posible entre ambas. Existe una multitud de ideas que pueden ayudarte a atraer a público local que pueda acudir a tu farmacia y no arriesgarse con la compra online. Esta modesta lista, que deberás complementarla con tus propias ideas, te ayudará a establecer diferentes acciones para convertir el tráfico web en tráfico real hacia tu oficina (tráfico local):

  • Promoción de 2×1: la segunda unidad se recoge en la farmacia física (desde redes sociales)
  • Apartado de cartera de servicios: el mejor cartel para promocionar lo que haces en tu farmacia. A veces, mucha gente no pregunta lo que puedes ofrecer y otras no ven la pegatina que hay en la puerta.
  • Recogida de cupones y tarjetas de fidelización en la farmacia física (desde el sitio web)
  • Premios de Concursos (recogida o servicio en la farmacia)
  • Mostrar gráficamente la gama de productos y/o marcas que dispone la farmacia física respecto a la online (como el usuario local no podrá comparar algunos productos, acude a la farmacia para salir de dudas).
  • Anunciar una charla o una pequeña formación sobre algún problema de salud o patología (inscripciones online y offline; recuerda la LOPD).

Error 19: No proporcionar a tus usuarios información de interés y herramientas de salud

Junto con los cupones y una newsletter, proporcionar utilidades representan un punto extra hacia el éxito de la fidelización. Si antes he mencionado que la farmacia online necesitaba contenido fresco en un apartado dedicado a ello, no está de más ofrecer otro destinado exclusivamente a cosas de interés general:

  • Farmacias de guardia (modo local)
  • Teléfonos de contacto (modo local y nacional; p.ej el instituto de toxicología)
  • Primeros Auxilios y modelos de botiquín para el hogar, el viaje o la empresa (puedes enlazar hacia la venta del material o pack completo, si así lo deseas)
  • Nomenclatura de medicamentos extranjeros y sus equivalencias
  • Listado de apps de salud de interés farmacéutico
  • Páginas de interés
  • Nuestros servicios (se ajusta al error 18)
  • Sección veterinaria
  • Listado de los posibles abusos de sustancias que se pueden obtener en la farmacias (a esto lo llamo en mi argot personal: “dime lo que te llevas y te diré quién eres”).
  • Notícias del sector (nuevos principios activos, cuestiones relacionadas con la receta y los precios,….)

Reconozco que puede representar una carga de trabajo abrir 2 apartados (blogs) en el mismo sistema, pero ahí está para que pienses en cómo adaptarlo a tus ideas. Lo demás, ya es cosa tuya.

Error 20: No darte de alta en la newsletter de Blogfarma.com

Este último punto me lo asigno, pues mi objetivo es ayudar en la medida de lo posible a que cualquier farmacia, por pequeña que sea, pueda optar por introducirse en el medio online con las herramientas adecuadas y comprender algunos de los métodos y acciones que se realizan habitualmente en ecommerce y el mundo de los sitios web para obtener una rentabilidad acorde a la inversión realizada, sea de dinero o de tiempo.

Para agradecer el seguimiento, en las próximas semanas, los subscriptores recibirán artículos más detallados, información extra y tutoriales para llevar a cabo ciertas tareas online destinadas a la farmacia y también aportes interesantes para la industria farmacéutica.

Aún hay muchas cosas por explotar y sacarle jugo a este canal, pero en mi opinión existe un exceso de información tan grande, que acaba mareando y confundiendo al propio farmacéutico, privándole de creatividad y haciéndole adoptar una postura muy conservadora en materia de internet. Son muchas cosas las que deberían cambiar, pero hay que empezar por algún sitio, actuar y dejar de ser sujetos pasivos escuchando interminables charlas de lo bien que nos puede ir el negocio con las “nuevas tecnologías”.

Leave a Reply