Actualización de la legislación francesa en la venta de medicamentos online

Recientemente, las Autoridades francesas han actualizado sus normativas en cuanto a la venta y distribución de medicamentos y productos farmacéuticos vía internet. Muy centrados en el Decreto del 23 de Junio relativo a las buenas prácticas de dispensación de medicamentos en línea, creo que puede servir de ejemplo para la modificación de algunos artículos que dispone nuestra legislación.

pharmacies france

Aquí el resumen de las preguntas más frecuentes sobre este tema:

  • La venta de medicamentos por internet está limitada exclusivamente a farmacéuticos (con farmacia) o gerentes de farmacia.
  • El nuevo sitio web de venta de medicamentos estará vinculado a una farmacia física con licencia expedida por la Agencias Regionales de Salud (ARS).
  • Todo paciente y/o usuario puede consultar en el Orden Nacional de Farmacéuticos y el Departamento de Salud del Estado si el sitio web donde va adquirir su medicación está autorizado y figura como farmacia existente y abierta al público.
  • Estos sitios webs necesitan ser aprobados previamente por el Director General de Salud que posea una  jurisdicción territorial (regiones).
  • Se incluirá en el sitio web el logotipo de la Unión Europea que, al hacer click en éste, el usuario será redirigido a la página web del Orden Nacional de Farmacéuticos que certificará que el sitio es válido y seguro.
  • La venta de medicamentos está sujeta a aquellos que no requieran una prescripción médica o se puedan adquirir sin receta.
  • El sitio web debe mostrar los medicamentos con su nombre, indicaciones terapéuticas autorizadas, instrucciones para el paciente, precio y un resumen de las características del producto.
  • Existe un límite de compra que viene determinado por la duración recomendada de tratamiento en el período de un mes. En los casos de trastornos leves o pasajeros, se podrá vender una cantidad máxima necesaria para el tratamiento. Un alargamiento de la sintomatología serán motivo de bloque de venta y de derivación médica.
  • El farmacéutico puede establecer una cantidad mínima para la compra, así como variar la política de precios respecto a su farmacia física.
  • En el proceso de compra, el usuario deberá rellenar un formulario con cuestiones básicas de salud (alergias, otros tratamientos, edad, peso, etcétera…). El farmacéutico podrá responder su petición y asesorar al paciente en la medida de lo posible [*Quizás éste sea el apartado más sensible de la normativa].
  • Sitio web y farmacéutico deberán asegurar la confidencialidad de toda conversación, duda o pregunta que se realicen. Los datos sensibles estarán sujetos a la Comisión Nacional de Informàtica y Libertades.
  • El farmacéutico puede negarse a la dispensación online de medicamentos a un paciente y sugerir la intervención de un médico.
  • Los envíos a destino estarán supervisados por un farmacéutico. El paciente también podrá recoger su pedido en la farmacia.

Fuentes: http://www.sante.gouv.fr/medicaments,1969.html

Créditos foto: Cat Guzman

 

Leave a Reply